El nacimiento de un niño en épocas remotas y según la cultura, solía ser un evento en el que se podía estar y en el que de una forma u otra participaba toda la familia. Siendo así, era un acontecimiento prácticamente público, en el que se celebraba la llegada de un nuevo miembro a la comunidad.

Sin embargo, a medida que los pueblos se iban “civilizando” el alumbramiento se fue convirtiendo en un acto más reservado del que solo participaban los médicos y se exigía privacidad. Este cambio de actitud ha creado un halo de misterio alrededor del alumbramiento, lo que ha ocasionado a su vez que aparecieran, mitos y mentiras alrededor de él. Hoy queremos aclarar todo esto, para que desde un punto de vista real se puedan conocer todas las verdades sobre el parto.

Dudas habituales

Las madres primerizas son bombardeadas por cualquier cantidad de información de amigas o familiares que, en vez ayudarlas, las confunde y desorienta.

Aquí te aclararemos algunas mentiras sobre el parto que habitualmente se propagan y que no ayudan en nada sobre todo a las madres primerizas:

  • La rotura de la fuente es señal inminente del alumbramiento: esto es falso, sobre todo si eres primeriza, después de la rotura de aguas o de la bolsa, si ya se está en la última semana de gestación, el promedio de duración del alumbramiento varía entre 8 y 10 horas, no debería durar más que eso. En todo caso, la rotura de la bolsa amniótica no es indicativo de un nacimiento inmediato, por lo que no cunda el pánico, ya que esto es solo señal que ha comenzado un emocionante proceso que va a tardar unas horas en concluir.
  • Si es tu primer bebé, el alumbramiento será largo: esta afirmación no es cierta, no hay ninguna evidencia científica ni estadística que confirme esto. Cada mujer es diferente a otra y por lo tanto cada proceso es particular, mientras algunas en cuestión de tres horas pueden tener a su hijo en los brazos. Otras pueden tardar entre 6 o 7 lo que también es normal. En todo caso, esto dependerá de los factores físicos y emocionales de cada mujer.
  • La camilla es el mejor lugar para dar a luz: esta afirmación no representa la nueva tendencia que estimula a la mujer a adoptar nuevas posturas que le permitan mejorar su condición y hacer el parto más rápido y cómodo. Son mucho los médicos y centros de salud que ahora están poniendo a la disposición de las mujeres dispositivos que le permiten el alumbramiento en cuclillas o sentadas.

Verdades a tener en cuenta

  • Los segundos son mejores: después del primer parto se tiende a decir que el segundo parto es más rápido, eso es cierto y la razón es muy sencilla: el cuerpo de la mujer ya ha pasado por esta experiencia, por eso el proceso de dilatación junto con los periodos de contracciones se efectúa de forma más natural y rápida. A esto también se suma que, aunque la mujer no deja de sentir algo de tensión, ya ella sabe a qué se va a enfrentar.
  • Si es múltiple se suele adelantar: esto es cierto ya que las estadísticas indican que estos casos hay un 80% probabilidades que el parto sobrevenga antes de la culminación de las cuarenta semanas de gestación, por esta razón hay que llevar un estricto control médico y estar prevenidos en cualquier caso.
  • Comenzado el proceso no se debe comer: esta es una verdad, aunque se tenga mucha hambre la ingesta de comida y bebida no se recomienda comenzadas las contracciones y la dilatación, mucho menos si se utiliza la anestesia. La razón de esta recomendación es que los alimentos en el estómago podrían ocasionar vómitos y en caso de ser necesaria una anestesia general por alguna complicación, aumentan las posibilidades de que ocurra broncoaspiración.


Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment