Seguramente, una de las primeras cosas que viene a tu mente al pensar en el parto es el dolor que las mujeres suelen experimentar. Sin embargo, gracias a los avances médicos, esto ya no tiene que preocuparte demasiado. La anestesia epidural es una de las alternativas más comunes en la actualidad, y te permite tener un parto con menos dolor.

No obstante, antes de decidir si harás uso de ella, debería conocer sus beneficios, riesgos y desventajas. Así podrás tomar una buena decisión antes de que llegue este día.

¿En qué consiste la epidural?

Se trata de un tipo de anestesia local que se aplica en el espacio epidural. De esta forma, las terminaciones nerviosas se bloquean al nivel de la médula ósea, por lo que la parte inferior del cuerpo se insensibiliza y no se perciben las contracciones. No obstante, no se pierde el tono muscular y el paciente está completamente consciente.

El anestesiólogo la administra haciendo uso de un delgado catéter, el cual se introduce en la zona lumbar y posteriormente en el área correspondiente a la médula espinal. Se debe aplicar cuando ya se ha iniciado la labor de parto y exista una dilatación de dos centímetros.

Cuando se aplica, debes estar sentada o acostada de lado. Solo sentirás un pequeño pinchazo en la espalda cuando el especialista introduzca la aguja y posteriormente el catéter. En cuestión de minutos sentirás el efecto, el cual puede durar desde unos minutos hasta un par de horas. La dosis administrada dependerá de las necesidades de cada mujer.

Ventajas del parto con la epidural

  • No afecta las capacidades mentales. Uno de sus principales beneficios es que podrás estar consciente al momento del parto, pues no se afectarán tus facultades mentales.
  • Disminución del dolor. Conseguirás alivio en cuestión de minutos sin afectar al bebé. Por otro lado, probablemente se reducirá tu nivel de ansiedad y estrés al reducir el dolor, por lo que se obtienen beneficios físicos y mentales.
  • Menor riesgo. Aunque existen riesgos al hacer uso de todo tipo de anestesia, la epidural es una de las que tiene la mejor relación riesgo-beneficio. Son menores las posibilidades de complicaciones en comparación con la anestesia general, por lo que es usada con mayor frecuencia en las cesáreas.
  • No necesitarás otro anestésico. En caso de que se deba hacer uso de fórceps, episiotomía o extracción con vacío, no será necesario que se aplique otro tipo de anestesia, será suficiente con la epidural.
  • No perderás la movilidad. Sentirás un poco de presión y adormecimiento en las piernas durante las contracciones, pero todavía podrás moverte con tranquilidad.
  • Reduce el esfuerzo del corazón y pulmones. Podrás respirar con facilidad y el corazón no se esforzará tanto durante la labor de parto.

Desventajas de parto con la epidural

  • Posible baja de presión arterial. Esto ocurre en 1 de 50 mujeres, por lo que es muy importante controlar constantemente a la madre y al bebé.
  • Algunas molestias. Dolores de cabeza, temblores, escalofríos, dolor de espalda donde se ubica el catéter, un aumento de la temperatura, náuseas, mareos y picores son molestias que podrían aparecer.
  • Pérdida de la sensibilidad de la vejiga. Es posible que sientas dificultad para orinar de forma temporal. Sin embargo, esto se puede solucionar colocando una sonda.
  • Es más lento. Debido a que las contracciones no se sentirán, deberás depender del ginecólogo para saber cuándo pujar, lo que hace que el proceso dure más tiempo. Por otro lado, aumenta el riesgo del uso de fórceps o de episiotomía.

¿Qué decisión tomar?

Una vez que hayas evaluado los pros y contras, es momento de tomar una decisión. Para ello, debes tener en cuenta las recomendaciones de tu especialista, pues él te puede ayudar a tomar la mejor decisión para ti y tu bebé dependiendo de tus circunstancias y tu estado de salud.

Este tratamiento está contraindicado en caso de padecer de problemas de coagulación, insuficiencia cardiaca, infecciones o alteraciones cerebrales.



Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment