primeros cuidados embarazi

Quedarse embarazada es una de las experiencias más maravillosas de la vida. Dentro de ti está creciendo un bebé al que ya quieres y adoras de forma incondicional. Quieres hacer todo lo posible para que tu pequeño retoño se desarrolle bien y nazca sano. ¿Cuáles son los primeros cuidados en el embarazo que las mujeres embarazadas deben tener en cuenta?

La importancia del ácido fólico

Si no lo estás haciendo ya, debes empezar a tomar vitaminas prenatales como el ácido fólico. El ácido fólico es un nutriente esencial para la buena evolución de los órganos del feto y su falta puede ocasionar defectos congénitos tales como espina bífida. Así que, en cuanto el test de embarazo te de positivo, debes pedir hora a tu médico o ginecólogo para que empiece a administrarte estas pastillas.

Adiós al tabaco y el alcohol

Aunque la sociedad cada vez está más concienciada respecto a los múltiples problemas asociados a el consumo de alcohol o el tabaco durante el embarazo, aún existen personas que no le dan importancia. Si estás embarazada, es importante que dejes de beber y de fumar por el bien de tu bebé en desarrollo.

Se ha demostrado que el consumo de alcohol durante el embarazo es nociva para el feto, ya que el alcohol traspasa la placenta fácilmente. El alcoholismo produce algunas anomalías como el síndrome de alcoholismo fetal, que se manifiesta con alteraciones físicas y retraso mental. Si has bebido una copa de forma ocasional antes de saber que estabas embarazada, ¡tranquila! No tienes porque asustarte, pero es importante que dejes de beber ahora.

Por su parte, el tabaco también es nocivo para la salud del bebé que podría detener su crecimiento antes del nacimiento, provocar un parto prematuro o dañar sus pulmones y cerebro.

No te automediques

Aunque automedicarse es algo que hacemos todos en algún momento de nuestra vida, es algo que debemos evitar durante el embarazo. Son muchos los medicamentos que son nocivos para el bebé, por lo que si nos refriamos o tenemos alguna dolencia, lo mejor es acudir a nuestro médico de cabecera para que nos recete los medicamentos seguros que no dañarán a nuestro bebé. Algunos medicamentos que usamos normalmente como el ibuprofeno, son nocivos para el bebé, por ello, dentro de los cuidados en el embarazo, debes prestar especial atención a este punto.

Alimentos restringidos y cómo cocinar de forma segura

Cuando vayas a ver a tu ginecólogo, será él quién te informe del tipo de dieta que deberás seguir. Sin embargo, a grandes rasgos podemos avanzarte las consideraciones dietéticas generales para embarazadas:

  • Consume productos lácteos de leche pasteurizada. Prohibidos los productos con leche cruda.
  • No es recomendable que consumas patés ni pescados ahumados.
  • No comas productos crudos de origen animal (huevos, mariscos, pescado, carne y embutidos.
  • No comas pescados predadores como el pez espada o el atún.

Por lo que se refiere a la manipulación de los alimentos, es importante que limpies las verduras y las frutas que vayas a consumir crudas con esmero. También debes limpiarte las manos cada vez que toques a un gato o la carne cruda. A la hora de cocinar los alimentos, intenta reducir al mínimo las recetas hechas con alcohol, ya que los últimos estudios han demostrado que el alcohol no se evapora del todo como se creía.

La carne, pescado y huevos, debes consumirlos muy hechos, a una temperatura superior a los 75º. Si eres de las que prefiere la carne medio cruda, tendrás que acostumbrarte a consumirla completamente cocinada.

Aunque hay ginecólogos que dejan comer embutido si este es congelado previamente a 30º durante unos días, sigue las indicaciones de tu médico.

Evita los grandes esfuerzos y la actividad física de alto impacto

Aunque puedes (y debes) seguir haciendo actividad física, debes bajar la intensidad en el caso de que hagas ejercicios de alto impacto. Tu médico te explicará que puedes y que no puedes hacer durante los próximos meses. También es recomendable evitar hacer grandes esfuerzos como levantar peso ya que esto podría aumentar el riesgo de aborto espontáneo sobre todo durante las primeras semanas de embarazo.

Lo que sí es recomendable es caminar un mínimo de una hora diaria. Si no eres una gran deportista, no te agobies. Debes caminar a tu ritmo, disfrutando del placer

Café sí, pero con moderación

No se ha demostrado ningún efecto nocivo del consumo de cafeína durante el embarazo, sin embargo, piensa que la cafeína es estimulante y si te estimula a ti, estimula también al bebé. Esto no significa que no puedas tomarte un café con leche para desayunar, pero es importante que consumas cafeína (en todas sus formas), con moderación.

Cuentan que si la madre consume mucha cafeína durante la gestación, el bebé puede nacer con síndrome de abstinencia, por lo que ten cuidado y consume cafeína con moderación.

Embarazo y obesidad

Quedarse embarazada con obesidad no es un problema para que la gestación sea todo un éxito. Aun así es cierto que hay más riesgos asociados a un embarazo de este tipo, como la hipertensión, la diabetes gestacional y la preclampsia. A pesar del alto riesgo de un embarazo con obesidad, la mayoría de estos embarazos siguen su curso sin problema alguno, por lo que no debes alarmante de antemano.

En todo caso, es recomendable que sigas los consejos dietéticos de tu ginecólogo. Quizás te aconseje no ganar más de 5-9 kilos y hacer una dieta concreta. Ojo con esto, el embarazo no es momento para adelgazar o bajar de peso. Simplemente debes cuidarte para prevenir algunos problemas de salud derivados.

También, tal como hemos dicho en el punto anterior, es importante que intentes caminar una hora al día.

Relajación y tranquilidad

Es importante que durante el embarazo estés tranquila y relajada. Piensa que el bebé sentirá lo que tu sientas, y que el estrés y la ansiedad suelen aumentar tu tensión arterial, algo negativo para tu salud.

Puedes practicar yoga, pilates o natación, además de relajarte, también te permitirá controlar esos cambios de humor típicos del primer trimestre de embarazo.

La meditación también puede ayudarte mucho. Si estás agobiada o estresada por algún motivo, túmbate en la cama, pon música tranquila y desconecta la mente, ¡te hará sentir mucho mejor!

Ten en cuenta estos cuidados en el embarazo y disfruta del proceso de convertirte en madre, es uno de los más especiales.



Author

Madre primeriza, portadora del vástago y barriga en desarrollo

Write A Comment