mitos sobre el embarazo

Todas hemos oído en algún momento mitos y leyendas sobre el embarazo, incluso sobre la propia concepción. ¿A quién no le han sugerido, cuando ha dicho que está buscando un bebé, que para quedarse embarazada tiene que hacer tal o cuál postura? O una vez te quedas embarazada, ¿quién no ha oído que si estás más guapa es porque esperas niño y viceversa?

Estos mitos y leyendas vienen heredados de otros tiempos, cuándo las embarazadas tenían que esperar al nacimiento del bebé para saber su sexo o que el bebé había nacido sano.

Aunque hoy en día las evidencias científicas han desmentido estos mitos, siguen siendo muy populares en la actualidad. ¡Te explicamos algunos de ellos!

Mito: Si tienes un antojo y no lo satisfaces tu bebé tendrá una mancha en la piel con la forma de este antojo

Todos hemos escuchado este mito alguna vez. El caso es que aunque los antojos existen, estos no pueden afectar en nada al desarrollo de tu bebé ni de sus manchas de nacimiento.  Por lo que puedes estar tranquila. Si una noche te apetece mucho comerte un pepinillo en vinagre y no te quedan en casa, no es necesario que tu pareja remueva cielo y tierra para poder traerte un bote.

Se cree que tener antojos es debido a los cambios hormonales o a las necesidades que pueden surgir por falta de nutrientes como el hierro.

Mito: Si tienes antojos dulces, tu bebé será niña, si tienes antojos salados, tu bebé será niño

Uno de los clásicos para saber el sexo del bebé es el de preguntar por el tipo de antojos que tienes. Según este mito, si tienes antojos dulces es porque tu bebé es niña, en cambio, si tus antojos son salados, es porque es niño.

Esto no es cierto, ya que como hemos dicho, los antojos responden a cambios hormonales o una carencia de nutrientes.

Mito: Si tienes mucha acidez estomacal es que el bebé va a nacer con mucho pelo

Seguimos con los mitos que más se escuchan cuando estás embarazada. Según este mito, si tienes mucha acidez durante el embarazo, significa que vas a ser madre de un bebé con mucho pelo. Sin embargo, siento decirte que la acidez es uno de los síntomas más comunes durante el embarazo, por lo que no es un indicador que debamos tener muy en cuenta.

Mito: Mantener relaciones sexuales puede dañar a tu bebé

Otro de los grandes mitos que no son ciertos es la creencia de que mantener relaciones sexuales pueden afectar a tu bebé.

Tu bebé está muy bien protegido dentro del saco amniótico, además, el cuello del útero está protegido por la membrana mucosa, por lo que es imposible que el hombre pueda llegar más allá de la vagina.

No obstante, en casos de embarazos de riesgo en los que sea necesario guardar reposo, en amenazas de aborto o parto prematuro (entre muchos otros casos), si que el médico te recomendará evitar mantener relaciones sexuales. Como siempre, debes seguir las indicaciones del especialista que conozca tu caso concreto.

Mito: Durante el embarazo tienes que comer por dos

Seguro que durante tu embarazo has escuchado más de una vez este mito, y es que la creencia que la mamá embarazada debe comer más por la llegada de su bebé es falsa. Durante el embarazo debes engordar una media de 9 a 14 kilos.

Lo más importante durante el embarazo no es comer mucho, sino comer bien. Piensa que tu bebé se alimenta de lo que tú comes. Además, dependiendo del peso de la madre, de si tiene hipertensión o diabetes gestacional, es probable que deba seguir una dieta concreta.

Author

Madre primeriza, portadora del vástago y barriga en desarrollo

Write A Comment