El nacimiento de un bebé es un acontecimiento que desestabiliza totalmente la vida de una familia, por lo que logra en su estilo de vida un cambio radical. Y se necesita un proceso de adaptación. Debes adaptar tu rutina a la de los bebés recién nacidos, lo realmente importante, en ese momento es que asegures su alimentación y su descanso.

Cuando hablamos de su alimentación, sobre todo en los primeros días, semanas y meses, lo más acertado, si tu salud te lo permite, es optar por la lactancia. La leche materna es un alimento de primer orden, donde no solo va a recibir todas las vitaminas y nutrientes que necesita el bebé para su desarrollo, además, constituye un elemento defensivo ya que a través de la lactancia le vas a pasar parte de tu inmunidad.

¿Por qué es tan importante la lactancia?

La lactancia constituye el alimento perfecto para el bebé y no necesitas suplementar con absolutamente ningún otro alimento ni bebida. Si le das pecho, no es necesario darle agua ni zumos, ni ninguna otra cosa, excepto que el facultativo prescriba lo contrario.

Pero no solo es el alimento, es también un momento muy especial entre el bebé y la mamá. La lactancia puede crear esa intimidad entre los dos, incluso cuando estés rodeado de mucha gente, ya que es una situación que concierne solo al bebé y a la madre. Evidentemente, estar  tranquila y relajada ayuda mucho a conectar emocionalmente con tu bebé, porque además de alimentarlo, inicias la relación afectiva con él. Es un vínculo que se fortalece con el tiempo y queda para siempre si lo sabes cuidar.

Ventajas de la lactancia

Ya se ha explicado la importancia de la lactancia tanto para la alimentación, así como la parte emocional y afectiva que se refuerza. Ahora, vamos a ver cuáles son las ventajas de la lactancia frente a otros métodos de alimentación en el momento del nacimiento. Pero no solo es el bebé el principal beneficiado también la madre, así que es importante conocer cuáles son las ventajas para cada uno.

Ventajas para la madre

Una madre lactante suele ser más sana a medio y largo plazo, tanto emocional como físicamente. A continuación, vamos a ver por qué y qué ventajas le reporta este método de alimentación en relación con otros.

  • Evita la depresión post-parto: las madres lactantes se sienten más apegadas a sus hijos y en consecuencia, se reduce notablemente la posibilidad de la padezcan.
  • Menos posibilidades de otras enfermedades: está demostrado que reduce las posibilidades de padecer anemia e incluso amamantar al bebé puede reducir la posibilidad de aparición de tumores en mamas y ovarios.
  • Recuperación más rápida: se pierde el peso ganado durante el embarazo de forma más rápida y fisiológica. El útero también vuelve antes a la normalidad.
  • Vínculo emocional: se genera un vínculo emocional que va a permanecer en el tiempo.

Ventajas para el bebé

Aunque ya hemos señalado alguna de las cosas que son ventajas cuando se ha explicado la importancia de la lactancia, vamos a verlas con más detenimiento para saber cómo se beneficia el  bebé.

  • Experiencia singular e intensa: para el bebé es su primera relación emocional. Es una experiencia única en su vida que va a generar un vínculo muy fuerte con su madre.
  • Protección contra enfermedades: además, de la transmisión inmunológica de las defensas para protegerlo de infecciones y enfermedades como catarros, también la lactancia puede tener un papel evitando la obesidad.
  • Desarrollo intelectual: un bebé lactante recibe todas las vitaminas que necesita y puede ayudar a que su desarrollo intelectual sea de mayor calidad.
  • Alimentación completa: Un bebé bien alimentado es un bebé sano. Alimentación completa en un solo alimento, la leche materna.


Author

Madre primeriza, portadora del vástago y barriga en desarrollo

Write A Comment