clases preparto

La experiencia de convertirse en madre es única, es un proceso de emociones encontradas y de cambios para tu cuerpo, lo cual requiere de la debida preparación, con información de utilidad para proceder de forma correcta, el día más esperado, el del alumbramiento de tu hijo.

A continuación, te explicaremos una serie de técnicas dictadas por profesionales, entre las que se encuentran los métodos Bradley y Lamaze.

Respiración consciente para dosificar el dolor

Las clases teóricas y prácticas generalmente están dirigidas a los padres desde el séptimo mes de embarazo, aunque pueden ejercitarlos más temprano, con el fin de prepararse física, psicológica y emocionalmente para el parto y al proceso de la maternidad y la paternidad, una responsabilidad para toda la vida.

Uno de los mitos relacionados a estas técnicas es la ausencia del dolor durante el alumbramiento, lo cual es completamente falso. El dolor físico siempre va a estar presente, pero los ejercicios de respiración y posturas físicas te van a ayudar a conocerlo y reconducirlo de la manera más efectiva para la madre y el neonato.

Muchos son los beneficios de recibir este tipo de instrucción: aprender herramientas para saber en qué momento del parto te encuentras, identificar si se ha presentado alguna anomalía, sobrellevar de una manera más efectiva el dolor, adquirir conocimiento sobre la maternidad: cuidados propios y hacia el bebé, lactancia materna, ciclos de sueño, aseo personal, entre otros, durante los 12 primeros meses.

Método Bradley: preservar el proceso natural

Esta teoría diseñada por el médico Robert Bradley, está orientada a ayudar a la madre a hacer el alumbramiento de la manera más natural posible, sin la administración de medicamentos, a menos que una situación urgente lo necesite.

Durante la preparación, debes aprender técnicas de respiración y de visualización, un método para empujar de forma adecuada e integrar al padre en el alumbramiento. Así como también entrenarse en situaciones inesperadas como una cesárea de emergencia.

Es importante en la fase previa integrar el conocimiento médico con estas técnicas de parto natural porque cada caso es particular, en dependencia de tu historial clínico, tus antecedentes hereditarios, tu alimentación y tu condición física actual.

Este método incluye conocimiento teórico y ejercicios prácticos sobre la fase posterior del parto como la alimentación y los cuidados que ambos padres deben proveer al bebé.

Técnica de preparación Lamaze

El médico obstetra Ferdinand Lamaze propuso en la década de los 50, una serie de masajes para hacerte sentirte más relajada y consciente de tu dolor y ayudarte a dar a luz de una manera natural, sin inyectar la epidural porque esta teoría sostiene que las mujeres conocen por intuición cómo parir de forma natural.

Vale destacar, que al igual que el método Bradley, el acompañamiento de la pareja y de los familiares es fundamental en el proceso de embarazo y en el alumbramiento.

Con un total de 6 sesiones de 2 horas cada una, las madres integran ejercicios físicos y posiciones para un alumbramiento más confortable para la madre y el bebé que viene en camino. Con técnicas de pilates, yoga y sofrología, puedes entrenar tu suelo pélvico para fortalecer tus músculos y prepararte para el trabajo y el desgaste físico, psicológico y emocional.

Como has observado, estos métodos exigen de un esfuerzo constante y de práctica de hábitos saludables, por parte de la madre. Su vida y la de su hijo son su responsabilidad. El padre que acompaña el proceso, también debe involucrarse en los ejercicios, de manera que el día del alumbramiento todos los esfuerzos estén coordinados y el nacimiento sea una experiencia saludable y feliz.



Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment