ecografia 4D

Una de las cosas que más de moda están son las ecografías 4D. Se trata nada más y nada menos, que una especie de retrato de tu futuro bebé. De forma práctica, es una ecografía pero realizada en 4D, lo que proporciona un nivel de detalles mucho más alto, y por supuesto, ya permite empezar hacer quinielas sobre a quien se parecerá más el retoño al nacer.

Normalmente este tipo de ecografías suelen hacerse en clínicas privadas, pero algunos servicios públicos de salud también lo están añadiendo a sus ecografías obligatorias poco a poco. De hecho, en pocos años será lo habitual.

Es en cierta forma, un regalo increíble ver a tu futuro bebé con tal nivel de detalle, y además, tiene los mismos riesgos que una ecografía normal, porque de hecho, es una ecografía normal.

Pero ¿cuando se ve realmente al futuro bebé?

Una ecografía 4D se puede hacer en cualquier momento del embarazo, pero como es lógico, el nivel de detalle se determinará básicamente por la evolución del embrión, mientras más semanas hayan pasado de tu embarazo mejor y con más detalles se verán.

Lo más recomendable, en el momento en que la ecografía 4D ya empieza a parecerse realmente a como será tu futuro vástago cuando nazca, es la semana 30.

Eso no quiere decir que haya madres que prefieran hacerla antes, porque de esa manera pueden ir teniendo una imagen más nítida y de calidad que las habituales, que muchas veces no responden a gran detalle a lo que es el embrión.

Al final se trata también de una cuestión de cuantas ecografías queremos hacernos, y por tanto de las ganas que tenemos de realizar este tipo de pruebas.

No siempre sale bien el 4D

Debes tener en cuenta que a veces el 4d no acaba de salir bien, y puede verse quizá una imagen que sea algo diferente a lo que después será el futuro bebé, pero en general, con las nuevas tecnologías y el avance constante de las máquinas de ecografía se puede llegar a unos niveles muy altos de perfección.

La ilusión de ver a tu bebé en 4d

La diferencia entre una ecografía habitual y una en 4D suele ser la emoción de los progenitores por ver al futuro bebé de una forma tan impresionante. La tecnología permite en el fondo, que la barrera “física” de la barriga de la madre quede superada, y por tanto podamos ver el embrión y el bebé en todo su esplendor.

Aunque pueda parecer una tontería, la popularidad de esta prueba va en aumento, y eso hace que todo lo que puedas encontrar sobre esta ecografía 4d sea muy variado. Ten en cuenta toda esta información antes de realizar la prueba, y ante todo, cualquier duda debes consultar a tu médico para dejarte tranquila.

Author

Padre primerizo, soporte logístico y coordinador de la "llegada".

Write A Comment