fbpx


Las últimas semanas del embarazo es el momento perfecto para tomarse un respiro y aprender a prepararse para el momento de dar a luz. Si eres madre primeriza, seguramente ya te habrás hecho mil preguntas como: ¿qué se debe llevar en la canastilla del bebé?, ¿cómo manejar el dolor?, ¿cómo hacer un plan de nacimiento? O si es mejor parir en casa o en el hospital. No te preocupes más, porque en este artículo te daremos algunos útiles consejos que harán de tu preparación parto una experiencia realmente maravillosa.

Inscribete en un curso pre-parto

Prepararse para el alumbramiento no es una tarea que debas hacer sola, la compañía hace el viaje se hace más ligero y divertido. Recuerda que al igual que tú, existen un montón de embarazadas pasando por lo mismo, así que no dudes en anotarte junto con tu pareja en un curso de preparación de parto.

Estas capacitaciones suelen consistir en charlas, presentaciones y ejercicios dictados por un instructor especializado con la finalidad de proporcionarte la información necesaria para prepararte física, psicológica y emocionalmente para el trabajo de parto, además de ayudarte a disminuir tus miedos y a tomar decisiones correctas.

Haz un buen plan de nacimiento

Un plan de nacimiento no es más que una carta explicativa dirigida a los médicos, enfermeras o comadronas que atenderán tu alumbramiento, donde expresas con detalle el tipo de parto que deseas, las cosas que te gustaría que hicieran y las que no, por ejemplo: el empleo de anestesia como método de control del dolor o las personas que quieres que se encuentren en ese momento especial.

Es importante mencionar que estas no son indicaciones absolutas, ya que pueden cambiar según la progresión de los hechos siempre buscando lo mejor para ti y tu bebé.

Canastilla de bebé a prueba de todo

Toda canastilla de bebé debe tener 5 ó 6 mudas de ropa completa (100?algodón como pueden ser: camisetas, pijamas, gorritos, calcetines y baberos) colocadas en bolsas separadas, de manera que las enfermeras a cargo de vestir al pequeño le coloquen lo que tu habías planificado. Además de pañales para recién nacidos, productos de aseo personal como jabón neutro, toallitas húmedas, aceite de bebé y peine pequeño, una manta de lana o de un material que abrigue más según la estación del año, un portabebés y un arrullo.

Prepara tu bolso

Durante tu estancia en el hospital necesitarás:

  • Documentación personal: exámenes recientes, cartilla de controles de embarazo, DNI o pasaporte, tarjeta sanitaria y tipaje sanguíneo.
  • Ropa y productos de aseo personal: bata de maternidad, camisones abiertos, zapatillas cómodas, chanclas para la ducha, 2 o 3 pares de calcetines, 2 o 3 sujetadores de lactancia, cremas para el pezón, discos absorbentes, compresas, fajas y bragas postparto, toallas para el baño, secador de cabello, jabón neutro, peine, cepillo, pasta de dientes y crema facial hidratante.

Técnicas para el manejo del dolor

Hoy en día existen múltiples técnicas naturales para disminuir el dolor, una de ellas es el ejercicio regular, adaptado a las capacidades de cada cual. Este ayuda a fortalecer los músculos y articulaciones, preparando al cuerpo para el estrés que generará el proceso de parto. Cabe destacar que el ejercicio también aumenta la resistencia, otro punto a favor para soportar trabajos de parto extensos.

Por otro lado se encuentran las técnicas de visualización, relajación y respiración, muy útiles para atenuar la sensación de dolor y mantener la calma en momentos de alta demanda física. El método Bradley es un claro ejemplo de ello, ya que su objetivo se basa en un alumbramiento lo más natural posible a través de herramientas como hipnosis, yoga y masajes.



Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment