Ya viste a los ojos a tu hijo y estás súper feliz, llegó entonces el momento de salir del hospital y dirigirse hasta la casa. De seguro ya hace rato querías abandonar esa fría habitación para disfrutar de la calidez de tu hogar.

Ahora hay un nuevo miembro de la familia que viaja contigo: tu bebé. ¿Ya estás lista para regresar a casa junto a él? Si no sabes cómo sobrellevar este momento, te contaremos todo lo que debes tener en cuenta al llevarlo del hospital a casa.

Salir del hospital con la ropita adecuada

Las madres primerizas muy poco se preocupan por cómo saldrá el recién nacido del hospital, su atención la centran en todo lo que llevarán consigo para el día del parto o de la cesárea. La forma en que saldrán del centro de salud también es sumamente importante. La ropa debe ser la adecuada, de acuerdo al clima. Verifica si hace mucho frío o calor para que puedas cubrirlo de la manera correcta.

Si hace mucho sol ponle ropa fresca para que se sienta mucho más cómodo y si por el contrario hace mucho frío entonces debes optar por atuendos más calientes. Las madres, sobre todo las primerizas, tienden siempre a vestir al pequeño en exceso sin tener en cuenta las condiciones del clima.

Cuida la seguridad al llevarlo en coche

Este es un punto muy importante y del que debes estar al pendiente. Muchas mamás creen que la opción correcta es sentarse con el niño en brazos en la parte posterior del vehículo y no utilizan la silla del bebé.

Recuerda que tu pequeño o pequeña viajará más seguro si va en su sillita, la cual ha sido diseñada para garantizar su seguridad. También debes tener en cuenta que por el parto estarás dolorida. Si se trata de una cesárea, mucho más, ya que deberás cuidar que la cicatriz no se abra.

Acostúmbrate siempre a utilizar la silla para bebés, incluso si el trayecto es corto. De esta manera tú estarás más tranquila y tu hijo más seguro.

Mantén un ambiente cómodo en casa

Estamos seguros de que ya tienes esto previsto y que con mucha emoción y tiempo de anticipación arreglaste el espacio donde estará tu bebé.

Cuida de que este lugar sea cómodo y limpio, porque pasarás la mayor parte del día junto a tu bebé allí. Si vas a amamantar a tu hijo, es recomendable que tengas también una silla adecuada y almohadas de lactancia que te harán la tarea más fácil.

En la cuna evita tener muchas almohadas o peluches, pueden resultar peligrosos para el recién nacido. Ten solo lo esencial.

¿Cómo deben ser las visitas?

No tardarán en llegar los amigos y los familiares emocionados por conocer al nuevo miembro de la familia. Durante las primeras semanas de vida del recién nacido, lo más probable es que tengas la casa llena de gente queriendo verlo.

Para esto te aconsejamos que muy amablemente fijes horarios. Tanto tú como tu bebé y el papá necesitan descansar. Es muy emocionante que todos estén felices y quieran compartir este feliz momento, pero que esto no incida con el descanso.

También debes pedirle a tus familiares y amigos que si están enfermos pospongan la visita hasta que se encuentren mejor de salud, para de esta manera evitar enfermar al recién nacido.

Seguro que estás muy emocionada y a la vez nerviosa. Pero tranquila, sigue tu instinto de madre y ya verás que todo saldrá muy bien en esta nueva etapa. Serás una excelente madre, no lo dudes.



Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment