plan de parto

Se acerca el día del nacimiento del niño y muchas madres, incluso padres, suelen tener ciertos temores. Este escenario ha quedado atrás gracias a la aparición del plan de parto,  que no es más que un documento que deja expreso las atenciones específicas que desea tener la madre en este momento tan especial.

Si estás embarazada y quieres que el nacimiento de tu hijo sea el mejor momento de tu vida, aquí te detallaremos cómo elaborar un correcto plan de parto.

La madre y su decisión voluntaria

Científicamente se ha comprobado la importancia que tiene las primeras horas de vida del bebé con su madre. Es por ello que son muchos los argumentos que validan la decisión de las madres a exigir qué tipo de atención desea recibir tanto ellas como los recién nacidos.

De ahí nace el gran valor que hoy en día tiene un plan de parto. Su verdadero objetivo es comunicar al equipo obstétrico si se autoriza la realización de episiotomía, el habitual afeitado, la rotura de la bolsa amniótica, limpieza del bebé, qué hacer con la sangre del cordón umbilical, la postura al momento de dar a luz, y otras intervenciones muy comunes en estos casos.

Actualmente existen muchas dudas sobre cómo elaborar un plan de parto. Este plan consiste en redactar un documento personal, sin protocolo especial, con todas las razones expuestas, detallando cómo quiere la gestante que sea el proceso desde su llegada al hospital, la técnica de manejo del dolor y la atención al bebé. Este escrito debe ser entregado en el servicio de atención al usuario de la maternidad donde será el nacimiento, o en el servicio de atención de Obstetricia y Pediatría de la clínica.

Depende de la situación, la embarazada podrá cambiar sus preferencias plasmadas en el plan. Lo ideal es que este escrito se realice entre de las semanas 28 y 32. Los profesionales de la medicina, tienen la obligación de prestar la atención de manera adecuada y respetar las decisiones voluntarias de las usuarias.

Cómo reclamar incumplimiento del plan de parto

En caso de que se presente una violación ante las decisiones expresadas en el plan de parto, la madre puede realizar el reclamo por la vía administrativa tanto de la clínica o del hospital. Si necesita reclamo judicial, la demandante debe acudir a un abogado especialista.

Si se trata de un alumbramiento realizado en la sanidad privada, se puede reclamar a través de varias alternativas:

  • Redactar una carta dirigida al departamento de atención al usuario de la empresa aseguradora.
  • Explicar el caso ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.
  • Demandar al profesional que atendió el caso ante el Comité de Deontología del Colegio de Médicos con su nombre y apellido.

Recomendaciones de especialistas

Con el fin de disminuir intervenciones médicas innecesarias, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha resaltado la importancia de la opinión de las madres durante este proceso quirúrgico.

Asimismo, exhorta a los centros médicos explicar en todo momento cada intervención a practicar, con el fin de que sea totalmente comprendido a través del consenso familiar.

Algunas recomendaciones publicadas recientemente por la OMS son:

  • Evitar la práctica de episiotomías de manera rutinaria.
  • Promover la comunicación asertiva entre el equipo especialista y la madre.
  • Se resalta el derecho de la madre a exigir la postura que le sea más cómoda
  • No apresurar el nacimiento cuando sea innecesario a través de la aplicación de la oxitocina.
  • Proveer el cuidado maternal.
  • No aplicar el ritmo de dilatación en el momento del alumbramiento (un centímetro por hora).
  • Es necesario esperar un minuto para proceder al rompimiento del cordón umbilical.
  • Se debe promover el acercamiento entre el bebé y los padres.


Author

La mejor experiencia de mi vida fue tener a mi niñita. Compartir lo maravilloso de todo el proceso es como volver a rememorarlo por un momento.

Write A Comment