fbpx


40 semanas de embarazo: ¡Estás a punto de conocer a tu bebé!

40 semanas de embarazoEn las 40 semanas de embarazo ha llegado la gestación a su fin, aunque hay bebés que nacen en las 41 o 42 semanas. A estas alturas el feto de 40 semanas pesa 3 kilos y mide 51 cm. Los huesos del cráneo todavía no se han fusionado, para que resulte más sencilla la salida a través del canal del parto. 

En la semana 40 de embarazo el bebé tiene mucha grasa bajo la piel, la cual le va a permitir mantener la temperatura corporal una vez salga al exterior. La placenta sigue siendo la responsable de proporcionar los anticuerpos que el futuro recién nacido necesita, imprescindibles para combatir infecciones. 

Evolución del bebé

40 semanas de embarazoEl tiempo promedio del embarazo es de 40 semanas. Si tu hijo todavía no ha nacido, el médico te dará un plazo aproximado de dos semanas. Si en este tiempo no tiene lugar el nacimiento, te provocará el parto. No hay ninguno igual a otro, tanto en duración como en intensidad. Respecto al tiempo que dura el parto, se considera el periodo que oscila entre la dilatación hasta el nacimiento. 

Si es tu primer hijo, debes saber que los tejidos son más resistentes. Por lo tanto, necesitas más tiempo y fuerza para la dilatación del cuello uterino. Tal y como hemos señalado, no hay un parto que sea igual a otro, aunque hay algunos datos orientativos que resulta interesante conocer. En el primer parto, el periodo de dilatación es de entre 12 y 14 horas, el de expulsión de entre 1 y 2 horas y el de expulsión de la placenta de 30 minutos aproximadamente.

Si ya has tenido hijos con anterioridad, el periodo de dilatación es menor, de entre 6 y 8 horas. En cuanto al tiempo de expulsión, oscila entre 30 y 60 minutos. Y la expulsión de placenta se da en 15 minutos. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

39 semanas de embarazoUn síntoma muy común en el embarazo de 40 semanas es el incremento de energía. Durante las últimas semanas de gestación seguro que te has sentido más cansada y fatigada de lo normal. Sin embargo, ante la fecha próxima de parto sentirás un “subidón” repentino, el cual puede llevarte a organizar y limpiar la casa para tenerla en orden cuando llegue el bebé. Recuerda hacerlo todo en su justa medida, sin excederte, y siempre con ayuda de tu familia y amigos. 

Es muy normal que sientas sensaciones contradictorias ante el nacimiento de tu bebé. En la semana 40 de embarazo en ocasiones te sentirás eufórica ante el hecho de tener en apenas unos días a tu hijo en brazos. Mientras, en otras te invadirá el miedo ante el dolor del parto y la posterior crianza del bebé. Esto es normal en un momento como este. 

Ahora que se acerca el final de la gestación, es un buen momento para reflexionar sobre todos los cambios que ha sufrido tu cuerpo durante los últimos nueve meses, siempre desde una perspectiva positiva. Un dato que seguro que te gustará saber: el útero ha aumentado 1.000 veces de tamaño con respecto al momento de la concepción. 

El bebé apenas tiene espacio en el interior del saco uterino, por lo que es normal que cada se mueva menos. Aún así, sigues notando sus patadas de vez en cuando. Si en algún momento llevas más de una o dos horas sin notar que el feto se mueve, puedes estimularlo golpeando suavemente tu barriga o tomando un zumo de frutas natural. El aporte de glucosa provoca que el bebé se empiece a mover. Si siguiendo estas recomendaciones continúa sin moverse, debes acudir al médico. 

A las 40 de embarazo las contracciones son totalmente normales. Hay varios factores que debes valorar para saber si son de parto: son rítmicas, se dan cada cinco minutos, aumentan de frecuencia e intensidad con el paso del tiempo y no ceden aunque cambies de postura. Las contracciones de parto comienzan en la zona más alta del útero y van descendido hasta el pubis. 

Hay una serie de motivos por los que debes acudir a urgencias a la mayor brevedad posible: hemorragia vaginal similar a la menstruación, rotura de la bolsa de líquido amniótico y dolor intenso en el abdomen y/o la pelvis. 

Consejos para las 40 semanas de embarazo

39 semanas de embarazoEn el embarazo de 40 semanas es normal que te invada la ansiedad y el miedo porque sientes que el parto va a tener lugar en cualquier momento. No te preocupes si el nacimiento de su hijo se retrasa más allá de la fecha prevista. Recuerda que el 65% de los nacimientos sufre retrasos. Esto se explica porque la fecha se calcula en base a la última menstruación, de modo que es pura estadística, sin tener en cuenta diversos parámetros relativos a la ovulación femenina. 

Si realizas trayectos en coche en la semana 40 de embarazo, debes prestar especial atención a tu seguridad. Es obligatorio llevar el cinturón de seguridad abrochado. Además, la Dirección General de Tráfico recomienda la instalación de adaptadores específicos para que el cinturón esté bien colocado, y así evitar daños en el feto en caso de accidente. 

En la semana 40 de embarazo se realiza lo que se conoce como monitorización fetal. Es una prueba voluntaria, pero muy recomendable. Estudia parámetros muy importantes como la frecuencia cardiaca fetal y la variabilidad de la frecuencia cardiaca. Los resultados se clasifican en reactivos y no reactivos. Si en el examen se observa algún signo de pérdida de bienestar fetal, es probable que el médico recomiende finalizar el embarazo induciendo el parto. 

Además, te realizarán una exploración para comprobar cómo se está modificando el cuello del útero. Si el médico considera que está muy dilatado, te ingresarán para dar a luz. La fase de dilatación se da hasta alcanzar los 10 centímetros. Una vez llegado ese momento, te trasladan a la sala de partos, donde nace el bebé. 

Preguntas frecuentes a las 40 semanas de embarazo

Embarazo semana a semana 

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40