36 semanas de embarazo

36 semanas de embarazoEn las 36 semanas de embarazo el bebé ha aumentado considerablemente de tamaño, y ya no tiene la misma libertad para moverse en el interior del saco uterino. Casi con total seguridad se encuentra en posición cefálica, aunque quizá todavía su cabeza no se haya encajado en la pelvis. Su piel comienza a tener un tono más rosado gracias a la acumulación de grasa y poco a poco está perdiendo el lanugo.  Esta es la última semana que se considera un feto prematuro; desde la semana 37 hasta la 42 es un bebé a término.

Quizá notes las contracciones de Braxton Hicks, en las que el abdomen se pone duro de manera irregular. Por lo general, no son dolorosas.

Evolución del bebé

36 semanas de embarazoEn el embarazo de 36 semanas el bebé mide 46 centímetros desde la coronilla hasta el talón y tiene un peso de 2,8 kilos. Se mueve menos que en semanas anteriores ya que el espacio en el interior del saco uterino es cada vez más reducido. En caso de producirse un parto prematuro, el recién nacido podría sobrevivir fuera del vientre materno ya que todos sus órganos funcionarían con total normalidad. No obstante, no es la situación ideal nacer antes de la semana 37 de embarazo porque existe un ligero riesgo de que surjan diversas complicaciones.

Cambios en el cuerpo de la mujer

36 semanas de embarazoEl útero está situado justo debajo de las costillas, lo que provoca una cada vez mayor dificultad para respirar. A estas alturas de la gestación lo más probable es que hayas ganado entre 8 y 12 kilos. A partir de ahora y hasta el momento del parto ganarás entre 1 y 2 kilos más. Sin embargo, hay algunas mujeres que no engordan un solo gramo durante su último mes de gestación.

En el embarazo de 36 semanas es importante que estés lo más tranquila posible. Con la fecha de parto cada vez más próxima, seguro que te invaden el miedo y la ansiedad, pero debes hacer lo posible por mantenerte serena. Seguro que hablar con otras mujeres embarazadas que están pasando por lo mismo que tú, así como con tu pareja, familia y amigos, te resulta de gran ayuda.

En las 36 de embarazo continúas durmiendo mal y el dolor de espalda se acentúa por la lumbalgia, la cual está provocada por la curvatura de la base de la columna a causa del gran tamaño de la barriga. La hinchazón de manos y pies es muy frecuente, por lo que debes mantener los pies elevados.

Las contracciones de Braxton Hicks son normales a estas alturas de la gestación. Son falsas contracciones, que nada tienen que ver con las propias del parto. Hay una serie de aspectos que pueden ayudarte a diferenciarlas: no son rítmicas, regulares ni dolorosas. Además, no aumentan de intensidad.

En la semana 36 de embarazo seguro que ya has hablado con tu ginecólogo sobre cuáles son las principales señales de parto a considerar. A estas alturas de la gestación es muy importante que las tengas en cuenta y, sobre todo, que prestes atención a cualquier cambio en tu cuerpo: pérdida del tapón y rotura de las membranas, que provoca la pérdida de líquido amniótico.

Es importante destacar que aunque se den las primeras señales del parto, el nacimiento del bebé no tiene por qué ser inminente. Lo más importante es mantener la calma, ponerte en contacto con la persona que te va a acompañar en el nacimiento de tu hijo y, por supuesto, desplazarte hasta el centro médico.

Consejos para las 36 semanas de embarazo

36 semanas de embarazoEn las 36 semanas de embarazo seguro que tienes problemas para mantener el equilibrio, por lo que debes minimizar el riesgo de caída. Por ejemplo, si tienes bañera en casa, coloca una buena alfombra antideslizante para evitar resbalarte durante el baño.

La práctica de ejercicio físico es muy recomendable para prepararte tanto a nivel físico como mental para el momento del parto. Eso sí, debes evitar llevar a cabo actividades fatigosas. Puedes realizar ejercicios sencillos en casa, como estiramientos.

Si no has roto aguas, puedes seguir manteniendo relaciones sexuales con tu pareja sin ningún tipo de problema. No obstante, si has roto aguas, no debes hacerlo ya que no hay ningún saco que proteja al feto de 36 semanas de posibles infecciones.

En las 36 semanas de embarazo es el momento de realizar los últimos exámenes ginecológicos antes del parto. Estas pruebas tienes que realizarlas un mes después de las anteriores. Por lo general, si la gestación se ha desarrollado de forma adecuada, consiste en una analítica sanguínea y de orina, electrocardiograma y cardiotocofragía. Esta última registra el ritmo cardíaco, los movimientos fetales y las contracciones del útero. Tres parámetros muy importantes para determinar cómo se encuentra el futuro recién nacido.

En la semana 36 de embarazo es el momento de realizar el cultivo recto-vaginal. Una prueba relativamente sencilla en la que te extraen unas muestras de la entrada de la vagina y del recto. Se trata de un examen diagnóstico para descartar la presencia del germen estreptococo agalactiae. Si en el momento del parto el bebé entra en contacto con este microorganismo, se puede infectar y sufrir sepsis o meningitis. Si la prueba determina que eres portadora de este germen, en el momento del parto te administrarán un antibiótico intravenoso.

Si no lo has hecho ya, es el momento de preparar la maleta para el hospital. Tienes que incluir, además de la ropa y otros objetos de primera necesidad, toda la documentación: resultados de las últimas pruebas realizadas, ecografías y carnet de embarazo.

Del mismo modo que en semanas anteriores, debes prestar especial atención a tu seguridad y a la del bebé a la hora de viajar en coche. La Dirección General de Tráfico recomienda el uso de adaptadores para mujeres embarazadas, que aseguran que el cinturón de seguridad esté correctamente colocado.

Preguntas frecuentes a las 36 semanas de embarazo

Próximas semanas de embarazo

37 semanas de embarazo

37 semanas de embarazo

Tu pequeño pesará unos 2.800 kilos y practica con su cuerpo para la vida que le espera fuera del útero materno. Si tu bebé naciera en este momento debes saber que no necesitaría incubadora, ya que está preparado para vivir por sí solo; los pulmones están completamente… Leer más 

 

38 semanas de embarazo

Tu bebé ha empezado a tragar mucha cantidad de líquido amniótico, algo que dará lugar al meconio (las primeras heces de tu bebé). Es posible que hayas empezado a experimentar un gran número de contracciones Braxton Hicks, unas contracciones irregulares que las mamás primerizas… Leer más 

Embarazo semana a semana 

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40