fbpx


35 semanas de embarazo: ¡El bebé se coloca en posición!

35 semanas de embarazoA las 35 semanas de embarazo el feto comienza a colocarse en lo que se conoce como posición cefálica, la idónea para atravesar el canal vaginal en el momento del nacimiento.

Evolución del bebé

35 semanas de embarazoEn la semana 35 de embarazo el bebé ya mide 45 centímetros desde la coronilla hasta el talón y tiene 2,5 kilos de peso. La velocidad a la que se desarrolla su cerebro es mucho mayor que en anteriores etapas de la gestación. El futuro recién nacido duerme con mayor frecuencia. Los periodos de sueño son muy importantes para que se forme definitivamente su sistema nervioso. Todas las partes de su cuerpo ya tienen las proporciones correspondientes a un bebé recién nacido.

A partir de ahora los pulmones del bebé ya tienen la madurez suficiente para adaptarse al mundo exterior sin apenas problemas respiratorios si se diese un parto prematuro. La madurez de los pulmones guarda un vínculo muy estrecho con la presencia de surfactante pulmonar. Además, a estas alturas de la gestación los alvéolos ya han terminado de desarrollarse y la pared torácica ya está formada.

El reflejo de succión-deglución, así como la movilidad del tracto gastrointestinal mejoran de forma notable. Las reservas tanto de grasas como de glucógeno del bebé se incrementan. Sus huesos y músculos son más duros y fuertes. En cuanto a la piel, ya tiene un tono rosado similar al del recién nacido, y sus uñas ya alcanzan el borde de los dedos.

En el caso de los niños, los testículos descienden desde el interior del cuerpo hasta el saco del escroto. En cuanto a las niñas, sus labios menores son ya muy prominentes.

Cambios en el cuerpo de la mujer

35 semanas de embarazoA estas alturas de la gestación es completamente normal notar una cada vez sensación de pesadez en la zona de la pelvis. La razón no es otra que el feto comienza a acomodarse en ella, lo que en ocasiones puede provocar ligeras molestias en el canal vaginal. Dicha presión afecta también a la vejiga, por lo que es normal tener ganas de orinar con cada vez mayor frecuencia, incluso durante la noche.

Otro de los cambios más notorios en el cuerpo de la madre en la semana 35 de embarazo tiene que ver con el ombligo, que sobresale por el aumento del tamaño de la barriga. También son normales las contracciones de Braxton Hicks. Aunque en la gran mayoría de casos no causan dolor o molestia alguna, pueden acentuar determinados síntomas, como la acidez o el ardor de estómago.

Las varices y estrías, sobre todo en determinadas zonas como las piernas, la barriga y el pecho, también son muy frecuentes. Las estrías pueden tornarse de color rojo y causar una gran sensación de picor. La hidratación es fundamental para combatirlas en la medida de los posible.

El dolor de espalda continua, sobre todo en la zona de las lumbares. Hay una serie de medidas a considerar para minimizarlo: doblar las rodillas a la hora de agacharte, sentarte apoyando completamente la espalda sobre el respaldo, evitar cargar peso excesivo, etc.

Desde ahora y hasta el momento del parto el estreñimiento empeora en muchas mujeres embarazadas. Para evitar esta enfermedad debes beber dos litros diarios de agua, así como realizar ejercicio físico adaptado al tercer trimestre de gestación, y consumir alimentos ricos en fibra.

La temperatura corporal también aumenta, por lo que es normal que sientas que siempre estás sudando, sobre todo si las 35 semanas de embarazo tienen lugar durante el verano.

Consejos para las 35 semanas de embarazo

35 semanas de embarazoDesde el embarazo de 35 semanas y hasta el momento del parto tienes que evitar permanecer tumbada boca arriba durante largos periodos de tiempo. Recuerda que esta postura favorece la compresión vascular de la vena cava, favoreciendo con ello la hipotensión y el mareo. Lo mejor es que descanses de lado, mejorando así la oxigenación tanto de tu cuerpo como del bebé.

A estas alturas de la gestación es fundamental que optes por el consumo de alimentos ricos en hierro. El bebé absorbe este mineral esencial de tu cuerpo, creando sus propias reservas, especialmente en forma de glóbulos rojos. Prácticamente la totalidad de esta absorción se da desde ahora hasta el momento del parto.

Puedes realizar trayectos largos en coche, siempre siguiendo una serie de precauciones básicas en torno a la seguridad, así como realizando descansos frecuentes. Puedes aprovechar estos descansos para estirar las piernas y mantener una correcta circulación sanguínea.  

En la 35 semana de embarazo se lleva a cabo un cultivo vaginal. Una prueba diagnóstica muy sencilla que consiste en la toma de una muestra en la vagina y en el ano. Sirve para descartar la presencia del estreptococo del grupo, una bacteria que no da lugar a ningún tipo de síntoma, pero que si está presente en el momento del parto aumenta el riesgo de sepsis en el bebé. Si eres portadora del germen no te preocupes porque tiene tratamiento. El médico recomendará la suministración de un antibiótico intravenoso durante el parto para evitar transferir esta bacteria al bebé.

Del mismo modo, entre las semanas 33 y 37 de la gestación se realiza la analítica del tercer trimestre. Se trata de un hemograma para determinar si sufres anemia. Además, se repite la serología toxoplasma si el resultado de la prueba realizada en el primer trimestre fue negativa. Además, puedes someterte a las pruebas de coagulación para la administración de analgesia epidural en el momento del parto si lo deseas.

Otra de las pruebas diagnósticas recomendadas a estas alturas de la gestación es la serología VIH. En caso de que estés infectada, es importante comenzar el tratamiento cuanto antes para minimizar el riesgo de transmisión al recién nacido, y su infección.

A partir de la semana 36 de embarazo, si estás trabajando, es el momento de tomarte la baja maternal para prepararte para el momento del parto y posterior crianza del bebé. La duración del periodo de descanso es de 16 semanas ininterrumpidas.

Preguntas frecuentes a las 35 semanas de embarazo

Próximas semanas de embarazo

36 semanas de embarazo

36 semanas de embarazo

Los huesos de tu pequeñín siguen endureciéndose, excepto los del cráneo. Los huesos del cráneo no se fusionan para poder reducir la medida de su cabecita y poder pasar por el canal del parto sin problemas. Ya es capaz de diferenciar entre el día y la noche y sus pulmones… Leer más 

 

37 semanas de embarazo

37 semanas de embarazo

Tu pequeño pesará unos 2.800 kilos y practica con su cuerpo para la vida que le espera fuera del útero materno. Si tu bebé naciera en este momento debes saber que no necesitaría incubadora, ya que está preparado para vivir por sí solo; los pulmones están completamente… Leer más 

Embarazo semana a semana 

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40