fbpx


26 semanas de embarazo: El bebé se prepara para el parto

26 semanas de embarazo

El feto de 26 semanas tiene ciclos de sueño y vigilia. Pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, por lo que apenas le sentirás a lo largo del día. No obstante, en los momentos en los que está despierto, sus movimientos serán cada vez más evidentes. Quizá ya seas capaz de reconocer el ritmo del sueño del futuro recién nacido, y podrás reconocer cuándo está despierto.

A estas alturas, todos sus sentidos ya están desarrollados. El feto ya puede detectar los sonidos externos, especialmente los más cercanos. Así, es un buen momento para hablarle y ponerle música.

Evolución del bebé

26 semanas de embarazo

En el embarazo de 26 semanas el bebé mide aproximadamente 36 centímetros desde la coronilla hasta los talones, y tiene un peso de 760 gramos. A medida que avanza la gestación la cara del futuro recién nacido se afina y tiene un aspecto cada vez más “humano”.

El bebé bebé esta semana se coloca en lo que se conoce como “posición fetal”. La cabeza está flexionada sobre el tórax, sus brazos también se flexionan y las rodillas se sitúan sobre su barriga. A punto de iniciar el tercer trimestre, poco a poco el feto se va preparando para el momento del parto.

No cuenta con mucho espacio en el interior del útero, pero aún así se mueve con mucha libertad. Es precisamente durante esta etapa cuando muestra una mayor actividad. El líquido amniótico va reduciendo su volumen a medida que crece el útero. Así, los movimientos del bebé en ocasiones se pueden intuir incluso en la superficie del abdomen.

Cambios en el cuerpo de la mujer

En el embarazo de 26 semanas el útero mide alrededor de 26 centímetros. A partir de ahora su crecimiento será mucho más acelerado, aumentando 1 centímetro por semana hasta el momento del parto.

Uno de los principales cambios en tu cuerpo tiene que ver con el aumento del peso. Lo ideal es que durante la gestación no hayas engordado más de 10 kilos. Es durante el tercer trimestre cuando más peso se coge, con un aumento aproximado de 350 gramos por semana. No obstante, cada mujer es un mundo, por lo que estas son cifras orientativas. En cualquier caso, es tu médico quien debe valorarte de forma individualizada y, en caso de que sea necesario, ofrecerte los mejores consejos y cuidados.

Si considera que el aumento de peso a estas alturas del embarazo es excesivo, te recomendará reducir o eliminar el consumo de ciertos alimentos, como el arroz, la pasta o la mantequilla. Es importante señalar que todos los kilos de más se almacenan en forma de grasa en el cuerpo, y son muy difíciles de eliminar después del parto.

El bebé continúa creciendo, del mismo modo que el útero y la placenta. Así, en la semana 26 de embarazo es muy habitual sufrir dolor de espalda y dolor de cabeza. Además, especialmente si la gestación tiene lugar durante los meses de primavera o verano, tendrás una cada vez mayor sensación de pesadez en las piernas. No tienes de qué preocuparte ya que son síntomas muy comunes justo antes de iniciar el tercer trimestre.

Las molestias estomacales que comenzaron en semanas anteriores continúan, como el ardor y el reflujo. Para aliviarlas en la medida de lo posible debes beber la cantidad adecuada de agua, así como hacer comidas ligeras. También debes evitar tumbarte de forma inmediata después de comer.

Las encías son especialmente sensibles durante la gestación. Puedes notar que sangran cuando te cepillas los dientes. Prueba a utilizar un cepillo de cerdas blandas y cepíllate los dientes de forma suave y delicada.

Debido al aumento del tamaño del útero, cada vez comprime más la vejiga, por lo que sentirás una necesidad frecuente de orinar. No obstante, la cantidad de orina por lo general no es muy abundante. Esto también perjudica de forma notable a la calidad del sueño ya que lo más normal a estas alturas es que debas levantarte dos o tres veces durante la noche para ir al baño. La infección de orina es muy frecuente en mujeres embarazadas.

Otro de los síntomas más comunes en la semana 26 de embarazo son las estrías, que se localizan especialmente en el vientre, las caderas, los glúteos y el pecho. Se deben a la distensión de la piel.

En lo relativo al pecho, la areola mamaria tiene una tonalidad cada vez más oscura. Además, pueden aparecer pequeños nódulos que reciben el nombre de glándulas de Morgagni, que tienen un papel muy importante tanto durante la gestación como después del nacimiento. En el embarazo segregan una sustancia lubricante y en la lactancia sirven para proteger el pecho de posibles infecciones.

Consejos para las 26 semanas de embarazo

26 semanas de embarazoEn la semana 26 de embarazo debes cuidar al máximo tu vestuario. A estas alturas ya debes elegir ropa premamá, confeccionada en tejidos naturales que favorecen la transpiración del cuerpo. Por supuesto, el calzado tiene que ser cómodo, de horma ancha y con un poquito de suela para que no sean totalmente planos. Tienes que prestar especial atención al sujetador, de forma que sostenga el pecho de la manera adecuada.

En la 26 de embarazo es un momento idóneo para hacer una ecografía 3D o 4D del bebé. Este ultrasonidos no aporta ventaja alguna sobre el diagnóstico de malformaciones en el feto. Sin embargo, es un momento idóneo para ver la carita del bebé. Resulta de lo más tierno observar las muecas que realiza en el interior del útero, como bostezar o sacar la lengua.

A estas alturas, seguro que ya tienes los resultados de la prueba de O’Sullivan. Si los resultados están alterados, en las 26 semanas de embarazo debes someterte al test de sobrecarga oral de glucosa para evaluar la diabetes gestacional.

El volumen de la barriga es cada vez mayor, y en la semana 26 la gestación es ya muy evidente. Aunque tu deseo sexual puede verse afectado, debes recordar que las relaciones sexuales son muy beneficiosas para la autoestima. Al contrario de lo que se cree, no son perjudiciales para el feto ya que está protegido por el líquido amniótico y el tapón mucoso. 

Preguntas frecuentes a las 26 semanas de embarazo

Próximas semanas de embarazo

27 semanas de embarazo

27 semanas de embarazo

Los bebés nacidos a partir de esta semana, aunque sean prematuros, tienen muchas posibilidades de sobrevivir. El líquido amniótico es cada vez más escaso por lo que notarás sus movimientos con mayor intensidad. Tu bebé empezará a practicar el reflejo de succión… Leer más

 

28 semanas de embarazo

28 semanas de embarazo

Sus pequeños ojos ya empiezan a pestañear. Aunque ya tienen algo de color, el color definitivo de sus iris no llegará hasta meses después de nacer. La grasa empieza a depositarse bajo la piel por lo que tu bebé cada vez será más regordete. Sus músculos también se desarrollan… Leer más

Embarazo semana a semana 

03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40